192.168.1.1

A poco que hayas utilizado Internet, seguro que has usado o, al menos, oído hablar, de la dirección IP 192.168.1.1 (o 192.168.l.l). Sin embargo, esta dirección de IP sigue siendo una desconocida para muchas personas. Hoy, te explicamos qué es y para qué sirve.

¿Qué es la IP 192.168.1.1?

La dirección IP 192.168.1.1 es una dirección de IP que utilizan, digamos, millones de dispositivos a lo largo y ancho del mundo. Me atrevería a decir que decenas o incluso cientos de millones de dispositivos. Pero… ¿Qué es la dirección de IP 192.168.1.1 exactamente?

Todo sobre la IP 192.168.1.1

Pues, fundamentalmente, esta dirección de IP es una dirección privada, que utilizan los routers y otros dispositivos de red de una enorme variedad de marcas para todos aquellos usos privados de la red.

¿Por qué todos los routers utilizan la misma IP? Bueno, el caso es que quedan muy pocas direcciones de IPv4 (el estándar que se utiliza para las direcciones de IP más comunes), y, por lo tanto, se ha llegado al consenso de dejar el 192.168.x.x a los usos privados.

Así, por norma general, los dispositivos de red utilizan la dirección de IP 192.168.1.1, asignando, posteriormente, bloques a otros ordenadores. Por ejemplo, si tienes dos ordenadores conectados a la misma red, el primer ordenador tendrá la IP 192.168.1.1, mientras que el segundo tendrá la IP 192.168.1.2.

¿La IP de mi router también es 192.168.1.1?

No tienes más que comprobarlo. Escribe esa dirección IP en la barra de navegación de tu navegador, y comprueba qué ocurre. Apuesto a que te llevará a la página del panel de gestión de tu router.

Eso sí, antes te pedirá el nombre de usuario y la contraseña, por seguridad. Deberías saber cuál es (o debería saberlo quien instalara la red). En el caso de que no sea así, puedes ponerte en contacto con tu proveedor de internet.

Aunque, bien pensado, si no tienes problemas con internet y no tienes mucha experiencia y conocimientos acerca de estas cosas, lo mejor es que no entres al panel de gestión de tu router. Seguramente harías más mal que bien.

¿Y siempre ha sido así?

Bueno, los routers siempre han utilizado la IP 192.168.1.1, pero, probablemente, recuerdes aquellos tiempos del cretácico en los que utilizábamos módems (aquellos aparatos que hacían ruidos raros al conectarse a internet). En esos casos, la IP utilizada es 192.168.100.1.

¿Para qué puedo utilizar la dirección de IP 192.168.1.1?

Tiene varios usos. Eso sí, como te he dicho anteriormente, si no estás muy al tanto de este tipo de cosas, lo mejor es que no toques mucho. La información que te voy a dar es, eso, mera información. Si no sabes, no toques.

Información sobre la red

Lo primero que se puede hacer con la dirección IP 192.168.1.1 es obtener información sobre el estado de la red. Una persona con conocimientos puede extraer diferentes conclusiones con esa información, aunque para el común de los mortales, la información ahí obtenida no signifique nada.

Arreglos en la red

Por otro lado, se pueden hacer pequeños arreglos para que la red funcione a mejor ritmo. Recuerdo que, en los tiempos del intercambio de archivos P2P, había varias guías para hacer que eMule funcionase mejor alterando algunos valores desde el panel de control del router.

Cerrar o abrir puertos

Otro de los usos que se le puede dar a la dirección IP 192.168.1.1 es la de cerrar o abrir puertos. Los puertos sirven para dejar pasar información, de forma que, abriéndolos o cerrándolos, estaremos indicando si puede entrar o salir determinada información.

En este sentido, los puertos pueden cambiarse desde la IP 192.168.1.1 con dos objetivos: El primero, proteger determinadas informaciones e impedir que salgan. El segundo, abrirlos para recibir informaciones que, por defecto, el router no deja que entren (generalmente, esto es necesario para algunas aplicaciones).

Saber si te están robando wifi

Otro de los usos más extendidos es el de detectar si alguien te está robando el wifi (aunque, teniendo en cuenta la cantidad de gente que roba wifi, parece que no está tan extendido como debería). No obstante, hay que señalar que, para detectar si alguien te está robando wifi, no es necesario conectarse a la IP 192.168.1.1. Hay formas más fáciles.

Cambiar el nombre de la red

También se puede utilizar esta dirección de IP para cambiar el nombre de la red. Generalmente, esto se hace cuando se quiere establecer una red wifi en algún comercio, de forma que los usuarios puedan identificarla fácilmente. Otro uso que se le puede dar al cambio de nombre de la red, es el que algunos hackers y criminales utilizan para engañar a los usuarios de wifi gratis. Por ejemplo, van a un aeropuerto, cambian el nombre de la red que están emitiendo a “wifi gratis”, y, una vez lo hacen, pueden robar información de las personas que se conectan a dicha red.

Pero esta es una información que tú no debes emplear para hacer el mal. Recuerda que si te pillan se te puede caer el pelo… ¡Y robar está mal!

Cambiar la contraseña

Cambiar la contraseña también es otro de los usos más habituales. Puesto que las contraseñas que vienen por defecto suelen ser harto difíciles de recordar, conviene elegir una contraseña más sencilla, que esté a medio camino entre el “que no me robe el wifi el vecino” y el “esta contraseña no hay ni Dios que la recuerde”.

Reinicializar la red

Por último (en realidad hay muchas más funcionalidades, pero nos limitaremos a estas tres), en algunos casos, también se puede utilizar para reinicializar la red. Generalmente, los routers ya tienen un botón para resetearlos, pero en algunos casos, también se puede hacer accediendo a la dirección de IP 192.168.1.1 a través del navegador.

Como ves, la dirección IP 192.168.1.1 es vital para que internet funcione de forma correcta en los hogares. Esperamos que esta información te haya resultado útil y que la próxima vez que te pongas en contacto con el servicio técnico de tu proveedor de internet… ¡Podáis entenderos más fácilmente!

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web